viernes, 31 de octubre de 2014

Cambiar de pienso a mi perro

A simple vista puede parecer una tontería tener que prestar atención a la hora de cambiar de pienso a nuestra mascota, pero lo cierto es que sí es importante.  Los perros suelen tener la misma dieta durante largos periodos de su vida, por lo que cambiarles la alimentación de forma repentina puede ocasionarles problemas a la hora de la digestión.

Recuerdo el perro de un amigo al que le cambiaron el pienso de un día para otro y se puso malísimo. Fue al veterinario y éste le dijo que cómo se le ocurría cambiar de alimentación de la noche a la mañana. Tras una semana el perro se puso bueno, pero esto no hubiese ocurrido si mi amigo hubiese sabido que hay unas pautas a la hora de cambiarle la alimentación a nuestra mascota.

No a todos los perros les afecta el cambio de alimentación, pero siempre es mejor prevenir que curar.

Cuando Caballero se vino a Inglaterra, en su maleta trajo un saco del pienso que tomaba en España. Ese pienso no lo venden en Reino Unido, por lo que nos hemos visto obligados a cambiar de pienso. Ya lleva tres días comiendo su nuevo pienso y aunque todavía está en proceso de cambio definitivo, no ha tenido ningún problema.

Pero, ¿qué pautas son esas?:

Se basan en un periodo de unos 10 días durante los cuales vamos mezclando  en distintos porcentajes el pienso habitual de nuestro perro con el nuevo pienso.

  • Del día 1 al 3 mezclamos 75% de pienso habitual con 25% de pienso nuevo.
  • Del día 4 al 6 mezclamos 50% de pienso habitual con 50% de pienso nuevo.
  • Del día 7 al 9 mezclamos 25% de pienso habitual con 75& de pienso nuevo.
  • Del día 10 en adelante ya podemos darle el 100% del pienso nuevo.

Cambiar de pienso a un perro

Espero que os sirva de ayuda y que si cambiáis la alimentación a vuestro perro no le siente mal.

1 comentario:

  1. Como siempre pensando en todo. Gracias por la pauta a seguir.

    ResponderEliminar